A la hora del rezo

por Denis Fortún
lunes 26 de octubre del 2009 en Cuba Inglesa

El hombre se dispuso a tomar una foto. Yo le recomendé que no lo hiciera. Si lo oficiales de Aduana lo veían retratando, iban a quitarle la cámara y a borrarle todo lo que tuviese.

-Aquí está prohibido –le dije amablemente.

El sujeto me miró serio, accedió a mi pedido y, señalando al lugar donde apuntaba, me contestó que se perdía una buena imagen debido a mi “consejo”.

Sin dudas tenía razón. Seis individuos vestidos de blanco, a la manera típica que lo hacen los musulmanes, con esteras en el piso, rezaban de rodillas al fondo del carrusel uno. El resto de los pasajeros que esperaban sus equipajes, los observaba con reserva. Una mujer en la línea de salida me confesó en voz baja que tenía miedo.

José Raúl, que pasaba junto a nosotros en ese momento con una pasajera en silla de ruedas, exclamó:

–¡No les quiten los ojos de encima! Y si ven que se levantan esos vestidos largos, o pretenden marcar un celular o apretar cualquier botón de un aparatico negro, ¡corran!

Algunos reímos, otros lo miraron circunspectos. Sin embargo, el embotellamiento en la puerta se aligeró y todos empezaron a moverse bien rápido. En segundos el área quedó vacía.

De la serie Crónicas del Aeropuerto

Publicado por Cuba Inglesa en 11:41

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Crónicas de mi alrededor… y otros cuentos

  • Denis Fortun

  • Crónicas de mi Alrededor, es una página en la que únicamente publico cuentos, fragmentos de mi novela inédita y, por supuesto, crónicas de lo que me sucede y vale la pena escribirse, o que me ha sucedido hace ya tiempo. Es un espacio sólo dedicado, por decirlo de alguna manera, a la narrativa, el que espero que usted al leerlo lo disfrute. Gracias
  • directorio de blogs